Prenda
Menú +1 (512) 982-9328

Abogados de accidentes automovilísticos en Austin

Los accidentes automovilísticos ocurren en un instante, pero las colisiones graves pueden tener resultados que duran toda la vida. Principal accidentes de tráfico puede conducir a daños a la propiedad, lesiones sufridas, pérdida de trabajo, trauma emocional e incluso la pérdida de la vida. El dolor puede hacer que el trabajo y otras tareas diarias sean una prueba difícil y frustrante. Las lesiones pueden cambiar su vida, y la vida de los seres queridos que lo rodean, completamente al revés.

Si ha estado involucrado en un accidente automovilístico grave en Austin, es importante que comprenda sus derechos y cómo puede proteger esos derechos tomando decisiones informadas. Tomar las medidas necesarias para atender sus lesiones y preservar la evidencia lo ayudará a recibir una compensación adecuada por su accidente y pagar sus pérdidas, financieras y de otro tipo.

nuestro equipo de Abogados de accidentes automovilísticos en Austin at FVF Law have more than 80 years of combined experience handling all kinds of motor vehicle accidents in Austin. Including coche, camión, motocicleta y pega y corre accidentes que resultan en lesiones permanentes, pérdidas catastróficas y muerte. Podemos asesorarlo mientras busca obtener atención médica y documentar los detalles de su caso. Lo ayudaremos a decidir si tiene motivos para emprender una acción legal y lo guiaremos a través del proceso de creación de un reclamo, presentación de una queja, obtención de un acuerdo o incluso ir a juicio. No podemos deshacer las consecuencias de un accidente, pero podemos ayudarlo a recuperar sus pérdidas y responsabilizar a las partes negligentes por sus acciones. Tomar decisiones informadas puede ahorrarle decenas, incluso cientos de miles de dólares.

Los Accidentes Graves Pueden Tener Graves Consecuencias

Quizás el aspecto más inmediato y angustioso de una colisión automovilística importante es su tendencia a provocar lesiones, tanto temporales como duraderas. De hecho, muchas lesiones permanentes en la cabeza, el cuello y la columna se atribuyen comúnmente a accidentes automovilísticos. colisiones. Las víctimas que padecen estas afecciones a menudo enfrentan tiempos de recuperación prolongados, altos costos médicos, trauma emocional, pérdida de la función motora o de la capacidad para trabajar, y más.

  • Lesiones cerebrales traumáticas. Las lesiones cerebrales se encuentran entre los resultados más graves de un accidente automovilístico. La fuerza de una colisión a veces puede hacer que los conductores y los pasajeros del vehículo se golpeen la cabeza contra el volante, el tablero o las ventanas. Esto puede resultar en una variedad de lesiones, desde hematomas y conmociones cerebrales leves hasta comas, daños cognitivos permanentes, pérdida de la visión o la audición y otros problemas a largo plazo.
  • Daño de la médula espinal. Las lesiones de la médula espinal son otro peligro al que se enfrentan las personas involucradas en accidentes graves. El impacto repentino de una colisión de un vehículo motorizado puede causar un golpe en la columna vertebral, fracturando, dislocando o dañando de otro modo las vértebras, los ligamentos, los discos y/o los nervios ubicados en la columna vertebral. El trauma resultante puede ser bastante grave y causar parálisis, pérdida de la sensibilidad y la función motora, dolor intenso y otras complicaciones.
  • Discos herniados. Otro resultado frecuente de los accidentes automovilísticos son los discos espinales herniados. Si bien no son tan graves como las lesiones de la médula espinal, que pueden causar parálisis, las hernias de disco pueden causar dolor intenso en las extremidades, a menudo junto con entumecimiento u hormigueo y debilidad muscular. Esta condición también puede provocar complicaciones como espolones óseos y daño permanente a los nervios. Muchas hernias de disco provocan síntomas permanentes que pueden requerir tratamientos invasivos, incluida la cirugía.
  • Daño en el nervio. Algunas víctimas de accidentes automovilísticos experimentan problemas neurológicos. Estos pueden ser inducidos por un traumatismo con objeto contundente en la cabeza o la columna vertebral, un latigazo cervical o laceraciones sufridas durante el accidente. Estos incidentes pueden comprimir, estirar o cortar los nervios, causando dolor debilitante, dolores de cabeza, problemas emocionales y mentales, debilidad y más.
  • Latigazo. El latigazo ocurre cuando la cabeza y el cuello se sacuden hacia adelante y hacia atrás durante una colisión de un vehículo motorizado, con mayor frecuencia cuando la víctima es chocada por detrás por otro automóvil. El latigazo cervical es una afección dolorosa que afecta la cabeza, el cuello y los hombros, y puede provocar entumecimiento u hormigueo, rigidez y rango de movimiento reducido en la cabeza y el cuello, mareos y fatiga. Los casos graves de latigazo cervical pueden causar daños estructurales permanentes en la columna que requieren tratamiento médico de por vida.
  • Lesiones Articulares. Debido a las fuerzas involucradas en accidentes automovilísticos graves, muchas víctimas sufren lesiones en las articulaciones del cuerpo, como los hombros o las rodillas. Estas lesiones pueden variar desde esguinces menores hasta desgarros graves de cartílago o ligamento que requieren cirugía para repararse y dan como resultado dolor y deterioro duraderos.
  • Huesos rotos. Algunos accidentes automovilísticos en Austin son lo suficientemente graves como para provocar fracturas de huesos. Por ejemplo, el despliegue de la bolsa de aire puede causar fracturas en los brazos que requieren yeso o reparación quirúrgica, y los movimientos repentinos hacia adelante pueden empujar las piernas contra el tablero y los pies contra el piso, lo que resulta en piernas rotas y lesiones en el pie y el tobillo. Estas lesiones pueden alterar la vida.

Las lesiones dolorosas son bastante difíciles, pero puede haber cargas económicas y emocionales adicionales asociadas con su recuperación que no se reflejan solo en las facturas médicas. Los gastos de por vida de vivir con una lesión o cuidar a un ser querido con una condición debilitante pueden ser muy altos, a menudo suman millones de dólares en casos graves.

Incluso los problemas menos permanentes pueden tener graves consecuencias financieras. Por ejemplo, es posible que deba faltar al trabajo y, por lo tanto, sufrir la pérdida de salarios, o puede que tenga que contratar profesionales para que lo ayuden a realizar tareas básicas como el transporte, la limpieza de su hogar, la preparación de comidas, etc.

También puede sufrir un trauma emocional o pérdida de la calidad de vida, daños no económicos que aún afectan su nivel de vida. Muchas víctimas de accidentes experimentan una angustia mental grave y desarrollan condiciones de estrés postraumático, depresión o ansiedad. Y si un familiar o ser querido ha fallecido a causa de un accidente, la pérdida de compañía también puede causar mucho sufrimiento.

Nuestros abogados con experiencia en accidentes automovilísticos en Austin pueden ayudarlo a acceder al costo real de su accidente, incluidas las pérdidas que son difíciles de calcular, como la disminución de la calidad de vida y el trauma emocional.

Cuando ocurren accidentes automovilísticos, es importante responder de manera rápida y adecuada, tanto para garantizar la salud y la seguridad de usted y otras partes involucradas, como para ayudar en su caso si tiene motivos para buscar una compensación.

  • Salga del peligro. Su seguridad debe ser su prioridad número uno después de un accidente de tráfico. Si tiene la capacidad física, muévase a un lugar seguro como la acera o el costado de la carretera. Si puede, verifique a las otras partes involucradas en la colisión y asegúrese de que nadie esté en peligro inmediato. Sin embargo, si siente que puede sufrir lesiones graves, debe quedarse donde está. Nunca abandone la escena del accidente hasta que la policía le diga que puede irse.
  • Llame a EMS. Si usted u otra persona ha resultado gravemente herido en el accidente, asegúrese de que alguien haya llamado a los servicios médicos de emergencia en el lugar o llámelos usted mismo si puede. Esto puede ayudar a documentar sus lesiones y comenzar el proceso de obtener atención médica para sus lesiones, y puede marcar una diferencia significativa en el resultado de su caso.
  • Llame a la policía. Reportar la colisión a la policía es una parte fundamental de la investigación de su accidente, que formará la base de la parte de descubrimiento de su caso. Según la ley de Texas, la policía debe crear informes de accidentes formales si alguien resulta herido o si ha habido más de $1,000 en daños a la propiedad debido a la colisión. Los informes policiales de Austin pueden proporcionar evidencia que se puede usar para ayudar a asegurar un acuerdo o una victoria en el juicio. La gente cambia sus historias y el tiempo hace que los recuerdos se desvanezcan, pero los informes del accidente permanecen.
  • No admita la culpa. Los accidentes automovilísticos ocurren rápidamente, y no siempre es inmediatamente obvio qué partes tienen la culpa. Por esta razón, es imperativo que no asuma la culpa del accidente. Al hacerlo, limita su capacidad de buscar compensación y daños punitivos si decide presentar una demanda.
  • Recopilar información. Cuanto más puedas documentar los detalles de su accidente, el mejor. Asegúrese de recopilar los nombres, números de teléfono y direcciones de las partes involucradas y de los testigos que hayan visto ocurrir la colisión. También querrá recopilar las matrículas y los detalles del seguro de los otros vehículos involucrados en la colisión. Si puede, es posible que desee tomar fotografías de los daños a su automóvil y la escena del accidente. Finalmente, puede ser útil identificar negocios cercanos que podrían haber captado el incidente en una cámara de seguridad.
  • Evite dar declaraciones grabadas. Incluso cuando otro conductor claramente tuvo la culpa, no es una buena idea "cooperar" con su compañía de seguros proporcionando una declaración grabada. Las preguntas vagas y engañosas pueden resultar en respuestas que crean ambigüedad sobre quién tuvo la culpa de un accidente, y la otra compañía de seguros puede usar esas declaraciones para negar la responsabilidad. Si bien comunicarse con su propia compañía de seguros suele ser más seguro, tampoco les proporcione una declaración grabada hasta que haya hablado con un abogado de lesiones personales para obtener orientación.
  • Busque atención médica. Recomendamos a todos los clientes de accidentes automovilísticos que busquen atención médica de inmediato cuando surja cualquier síntoma, sin importar cuán leve sea. Aunque su primer instinto puede ser esperar y ver si el dolor desaparece, es posible que tenga una afección grave y no se dé cuenta. Muchas personas que sufren lesiones que terminan siendo graves y permanentes no presentan síntomas inmediatamente después del accidente. Por ejemplo, es posible que no sienta los efectos de una lesión interna o ortopédica grave hasta varios días o semanas después de la colisión. Esto es particularmente cierto con las lesiones de la columna, como las hernias de disco intervertebral. Ver a un profesional médico no solo asegura su bienestar sino que también ayuda a su caso legal. Los resultados de las pruebas médicas, las notas del médico y otros registros de salud se pueden usar para documentar su lesión y proporcionar evidencia en la corte. Nuestro equipo legal puede comenzar a construir su caso inmediatamente después de que vea a un profesional médico. Además, si espera para recibir atención médica, a los proveedores de seguros les puede parecer que su lesión no es tan grave como lo es, lo que socava la legitimidad de su caso y reduce drásticamente las posibilidades de que el caso llegue a un acuerdo con un nivel de compensación aceptable. .
  • Comuníquese con nuestros Abogados de Accidentes de Vehículos Motorizados de Austin. Después de un accidente automovilístico grave, recomendamos ponerse en contacto con un bufete de abogados de lesiones personales como FVF. Negociar con las compañías de seguros puede ser difícil por su cuenta, especialmente cuando hay costos asociados con su lesión que quedan fuera del ámbito de las facturas médicas. Y cuando hay negligencia involucrada, como exceso de velocidad, conducción imprudente o conducción deficiente, los abogados pueden ayudarlo a buscar daños punitivos. Lo que es más importante, un abogado con experiencia en lesiones personales se tomará el tiempo para educarlo sobre sus opciones, para que pueda comenzar de inmediato a tomar decisiones informadas que pueden cambiar el resultado de su caso.

El papel de los abogados de accidentes automovilísticos

Las funciones principales de un abogado de lesiones personales son educarlo sobre sus derechos y opciones, asesorarlo durante todo el reclamo y el proceso legal, y ayudarlo a tomar decisiones y desarrollar una estrategia para maximizar su recuperación en su caso de accidente automovilístico.

Los abogados de accidentes automovilísticos de Austin hacen mucho más que llevar los casos a juicio, aunque los abogados de FVF se complacen en llevar un caso a juicio cuando sea necesario y han obtenido veredictos de jurado sobresalientes en el pasado. Pero la mayoría de los casos de accidentes automovilísticos se resuelven con un acuerdo antes del juicio, lo que ayuda a evitar los riesgos y la incertidumbre que puede traer un juicio.

Le explicaremos sus opciones para buscar tratamiento médico y lo ayudaremos a comprender qué tipo de pruebas médicas y documentación necesita de su médico. Podemos comenzar a formular su caso tan pronto como vea a un médico, y diseñar específicamente la mejor estrategia para su caso en función de todos los hechos y circunstancias.

Nuestro equipo experto de especialistas en lesiones personales de Austin también puede ayudarlo a comprender sus derechos al tratar con proveedores de seguros, ya sean otras compañías de seguros de automóviles, su propio proveedor de seguros de automóviles y su seguro de salud. Lo asesoraremos sobre cómo buscar atención que no lo ponga en aprietos financieros y evaluaremos las fuentes de recuperación para asegurarnos de que esté tomando las mejores decisiones posibles para su tratamiento médico.

También nos aseguraremos de que el incidente se investigue a fondo, internamente y con las autoridades correspondientes. Nuestro equipo lo ayudará a capturar evidencia para respaldar su caso, obteniendo registros y datos que pueden resultar cruciales para su reclamo. Lo ayudaremos a identificar a todas las partes involucradas, particularmente en lo que respecta a proveedores de seguros, casos que involucran vehículos comerciales o reclamos por muerte injusta.

Hay varios elementos involucrados en la construcción de un caso y verlo hasta su conclusión. Si bien no todos los casos pasarán por todos estos pasos, este es el proceso básico para buscar una compensación.

  • Investigación. Cuando contacte a un profesional legal, él o ella primero buscará comprender los detalles que rodean su caso. Su equipo legal también se comunicará con los profesionales médicos que pueden haberlo tratado, las compañías de seguros, la policía, los testigos y cualquier otra parte involucrada en su nombre para ayudarlo a decidir si tiene un reclamo válido de compensación. Si es así, utilizaremos estas comunicaciones para recopilar evidencia y comenzar a construir su caso.
  • Carta de demanda. Después de analizar los detalles de su caso y conocer el alcance total de sus daños y pérdidas a corto y largo plazo, su abogado enviará una carta de demanda a la parte o partes responsables, también conocidas como los acusados. Esta carta detalla los detalles del accidente automovilístico y las repercusiones, incluidos los costos médicos, la pérdida de salarios y otros daños. Explicará lo que sucedió durante el accidente y por qué su abogado siente que la otra parte tiene la culpa, además de cubrir los detalles de su lesión o lesiones.
  • Demanda judicial. Si la compañía de seguros niega su reclamo o no acepta pagar los daños enumerados en su totalidad, su abogado puede decidir presentar una petición formal. Este documento esencialmente comienza el proceso de presentación de una demanda y se presenta ante el tribunal correspondiente. Por lo general, la petición también se envía a un proveedor de seguros, una compañía de vehículos comerciales u otra parte responsable de contribuir al accidente automovilístico. Su petición enumera sus derechos como parte lesionada y establece lo que está solicitando como compensación. Esta petición es luego notificada a las partes involucradas, quienes son nombradas como demandadas, desencadenando su responsabilidad de responder y comparecer en la demanda.
  • Asentamiento. La mayoría de los casos se resuelven con un acuerdo extrajudicial, es decir, un acuerdo de ambas partes para finalizar el caso, suponiendo que se cumplan ciertas obligaciones. Generalmente, los demandados aceptarán pagar una cierta cantidad de daños y, a cambio, el demandante acepta abandonar la demanda. Si bien el acuerdo suele ser un gran resultado, hay una variedad de factores que determinan si el acuerdo es apropiado o si el caso debe ir a juicio.
  • Juicio. Muy pocas reclamaciones por lesiones personales llegan tan lejos. Los casos judiciales son muy costosos, consumen mucho tiempo y son riesgosos, ya que el reclamante por lesiones personales le pide a un jurado compuesto por otros miembros de la comunidad que le otorguen dinero como compensación por sus lesiones y pérdidas. Muchas personas optan por evitar estos riesgos y resuelven el caso por un pago garantizado que es justo y razonable. Sin embargo, una parte muy pequeña de los accidentes será llevada a los tribunales por abogados litigantes de accidentes automovilísticos. Cuando eso suceda, un juez y un jurado escucharán los argumentos tanto del demandante como del demandado, y luego acordarán un veredicto, ya sea decidiendo que el demandado es responsable y asignando daños o desestimando su caso. En el caso de un caso desestimado, los demandantes tienen la opción de apelar ante un tribunal superior o abandonar el caso.

Tipos de accidentes automovilísticos que manejamos

En FVF, hemos manejado con éxito muchos tipos diferentes de accidentes automovilísticos en Austin, incluidos los relacionados con vehículos comerciales, muerte por negligencia y más. Podemos ayudarlo a comprender sus derechos y ayudarlo en el proceso de buscar daños y compensación por sus lesiones. Estos son los tipos de casos de accidentes automovilísticos que manejamos con más frecuencia.

El proceso de buscar daños por un accidente automovilístico puede ser muy complicado para una persona que navega sola. Nuestros abogados expertos en lesiones personales pueden responsabilizar a las partes negligentes por sus acciones y proteger su bienestar personal y financiero. Nuestro equipo tiene pasión por la ley y un compromiso personal con las víctimas de accidentes automovilísticos, junto con una sólida reputación de ganar millones de dólares en acuerdos y veredictos de juicio en nombre de personas lesionadas en colisiones. Creemos que nuestra primera responsabilidad es con nuestros clientes, por lo que ofrecemos educación y orientación experta a cada persona que nos contrata.

Si está listo para obtener más información sobre sus derechos después de un accidente automovilístico, comuníquese con nosotros hoy mismo para descubrir sus opciones y recibir una consulta inicial gratuita con un abogado. Nuestros abogados de accidentes automovilísticos en Austin están listos y tienen la experiencia para asegurarse de que todas sus preguntas sean respondidas.

Nuestro proceso y lo que puede esperar

1
Llama a FVF

Consigue una consulta sin compromiso.

2
Obtenga Soluciones

Nuestros abogados responderán todas sus preguntas para que pueda tomar decisiones informadas.

3
Relajarse

Permítanos manejar los detalles para que pueda focalizar en la curación.

4
Obtenga Resultados

Desarrollaremos un caso fuerte para que pueda obtener una recuperación justa.

Póngase en Contacto

Contáctenos para revisar su caso

  • Este campo es para fines de validación y debe dejarse sin cambios.