Menu +1 (512) 982-9328

¿Qué es un gravamen hospitalario en Texas?

Los hospitales de Texas deben brindar tratamiento a las personas que lo necesitan, como las víctimas de accidentes automovilísticos. Texas protege a esos hospitales y a otros proveedores médicos de emergencia, al permitirles presentar un embargo preventivo hospitalario por sus facturas médicas razonables, y así se advierte al público de que se le adeuda dinero. Las compañías de seguros no pagarán su liquidación hasta que estén seguras de que se ha resuelto el embargo preventivo hospitalario, lo que puede provocar grandes demoras antes de que usted reciba su dinero. Entonces, si se lo notifica por correo y se pregunta “¿qué es un embargo preventivo hospitalario?”, ahora sabe que es la forma que tiene el hospital de garantizar que se le pague la factura.

Según el Capítulo 55 del Código de Propiedad de Texas, si sufre una lesión en un accidente “que se atribuye a la negligencia de otra persona” y recibe servicios médicos de emergencia en un hospital, el hospital puede presentar un embargo preventivo en el condado donde se prestaron los servicios, y así se advierte al público de que se le adeuda dinero. El embargo preventivo otorga al hospital y a los proveedores de servicios de emergencia el derecho a ser los primeros en recibir el pago de cualquier liquidación de un tercero negligente.

It is common for hospitals to refuse to submit their bills to the patient’s health insurance when they know the treatment is provided as part of a car accident.  It is also common for health insurance companies to refuse to pay for emergency medical treatment when the injury was caused by a negligent third-party and there is auto insurance available.  In those situations, the hospital will commonly rely on their lien to claim they are owed a much higher amount for their services than they would be owed if health insurance were involved.  Because the negligent third-party’s insurance company will refuse to pay your settlement proceeds when there is a hospital lien on file, you might find yourself being bullied into paying much higher rates for your medical care than your should.  This can significantly reduce the amount of money you receive out of the settlement.  Understanding how to combat this tactic begins with understanding Texas law governing hospital and emergency medical services liens.

El artículo 55.002 define cuándo un hospital tiene un embargo preventivo sobre una demanda o causa de acción. Debe recibir tratamiento en las primeras 72 horas (3 días) después de una lesión para que el hospital pueda adjuntar un embargo. Si recibe tratamiento más de 72 horas después de la lesión, el embargo preventivo hospitalario no puede adjuntarse y no es válido. Si el tratamiento requiere tratamiento en un hospital adicional, la ley permite que el embargo preventivo se extienda a ese hospital adicional. Si el condado en el que recibe tratamiento tiene una población mayor que 800,000 habitantes, entonces el proveedor de servicios médicos de emergencia (emergency medical service, EMS) no tiene un embargo preventivo. Según los datos extraídos de la Oficina del Censo de los EE. UU., los únicos condados de Texas en los que esto se aplica actualmente son los siguientes: Denton, El Paso, Hidalgo, Collin, Travis, Bexar, Tarrant, Dallas y Harris.

El artículo 55.003 define los bienes sobre los que se adjunta un embargo preventivo hospitalario o de servicios médicos de emergencia. El embargo preventivo se adjunta a una causa de acción por daños, a una resolución judicial de Texas, a la decisión de una agencia pública o a los fondos provenientes de una liquidación de una causa de acción. En otras palabras, el embargo preventivo se adjuntará a su demanda por lesiones, ya sea que se llegue a un acuerdo extrajudicial o vaya a juicio. Sin embargo, si recibe los fondos provenientes de la liquidación antes de que se presente el embargo preventivo hospitalario, dicho embargo no tendrá efecto. Además, el embargo preventivo no puede adjuntarse a una demanda de indemnización por accidente de trabajo, la Ley Federal de Responsabilidad del Empleador, la Ley Federal de Compensación de Trabajadores de Longshore y Harbor, ni a casos poco frecuentes que involucren a un propietario u operador de una compañía ferroviaria. Si usted tiene cobertura automovilística no asegurada o con seguro insuficiente, o protección contra lesiones en virtud de su seguro automovilístico, el embargo preventivo no se adjuntará a los fondos provenientes de esas pólizas. La excepción es el seguro de responsabilidad civil; puede adjuntarse un embargo preventivo a demandas en virtud de una póliza de seguro de responsabilidad civil.

El artículo 55.004 trata el monto permitido en un embargo preventivo. En este artículo, se establece que el embargo preventivo solo puede aplicarse a “los primeros 100 días de hospitalización de la persona lesionada”. Cualquier tratamiento después de los primeros 100 días no puede incluirse en el embargo preventivo. El embargo preventivo “también puede incluir el monto de los cargos razonables y necesarios del médico por los servicios de atención hospitalaria de emergencia prestados a la persona lesionada durante los primeros siete días de hospitalización de dicha persona lesionada”. Esta parte de la ley está dirigida a médicos de emergencia, quienes suelen emitir una factura separada del hospital. El médico puede solicitarle al hospital que actúe en nombre del médico para asegurar y cobrar el embargo preventivo.

El monto del embargo preventivo no puede cubrir cargos por “servicios que excedan de una tarifa razonable y regular por los servicios”. Si puede probar que los cargos de un embargo preventivo exceden de una tarifa razonable o regular, entonces se puede reducir el monto del embargo preventivo. Si el hospital o el proveedor de servicios médicos pueden recuperar el pago de un plan o programa de seguro de salud , esos cargos no deben incluirse en el monto del embargo preventivo. Si recibió servicios de una ambulancia en las primeras 72 horas después de la lesión, el monto del embargo preventivo no puede ser superior a $1,000.

Los hospitales y proveedores de servicios médicos deben seguir los siguientes pasos para asegurar un embargo preventivo:

  1. Enviar una notificación a la persona lesionada que incluya su nombre, su dirección, la fecha del accidente, el nombre y la ubicación del hospital o proveedor que reclama el embargo preventivo, y el nombre de la persona responsable, si se conoce.
  2. Presentar el embargo preventivo al secretario del condado donde se prestaron los servicios antes de que se abone el dinero a la persona lesionada debido a la lesión.
  3. Después de que el hospital o proveedor reciban una notificación del secretario del condado de que se presentó el embargo preventivo, el hospital o el proveedor tienen cinco días hábiles para enviar una notificación por escrito a la persona lesionada o al representante legal de dicha persona por correo postal regular a la última dirección conocida.

Si el proveedor cumple con estas normas, entonces por lo general el embargo preventivo es válido. Si el proveedor no cumple con estas pautas, se puede cuestionar la validez del embargo preventivo.

Lien-holding hospitals and providers will sometimes negotiate the amount of a lien, but understanding the proper leverage points depends on the circumstances of each case. Hiring a personal injury lawyer that understands the ins-and-outs of hospital liens can help in the negotiation process.

¿Qué puedo hacer con respecto al embargo preventivo hospitalario?

Existen varias maneras de encargarse de su embargo preventivo hospitalario de forma efectiva, de modo que pueda obtener su liquidación:

  1. Obligar al hospital a usar su seguro de salud. Debido a que los embargos preventivos hospitalarios son tan poderosos, los hospitales a menudo se basarán en su embargo en lugar de usar su seguro de salud. Esto se debe a que probablemente recibirían menos dinero si utilizaran su seguro de salud que si secuestraran su liquidación de lesiones y la mantuvieran como rehén. Sin embargo, si tiene un seguro de salud y le exige al hospital que presente su factura, puede reducir la factura del hospital y también reducir el monto del embargo preventivo.
  2. Negociar con el hospital. Los cargos de las facturas del hospital no siempre son innegociables. Si no tiene un seguro de salud o si es demasiado tarde para usarlo, puede llamar al hospital y negociar. Existen herramientas disponibles para el público, como fairhealth.org, para ayudarlo a comprender cuál debería ser la factura razonable para sus cargos. A veces, el hospital reducirá sus cargos a cambio de un pago inmediato.
  3. Demandar al hospital e impugnar el embargo preventivo. Esto nunca es ideal, pero el embargo preventivo hospitalario solo es válido si los cargos que protege son razonables. Hay un amplio debate sobre la razonabilidad de las facturas hospitalarias y las maneras de probar que el hospital le ha cobrado demasiado. Demandar al hospital y probar que sus facturas no son razonables puede invalidar el embargo preventivo hospitalario.
  4. Pagar la factura. Si está satisfecho con la liquidación y la factura del hospital no es escandalosa, puede pagar la factura o indicarle a la compañía de seguros que pague la factura por fuera de la liquidación.

Los abogados especializados en lesiones de FVF se han encargado de cientos de embargos preventivos hospitalarios y saben perfectamente cómo manejarlos. Si tiene preguntas sobre un embargo preventivo hospitalario o su caso de lesiones, no dude en comunicarse con nosotros para realizar una evaluación del caso gratuita y sin compromiso.

Referencias

  1. Código de Propiedad; Título 5. Bienes exentos y embargos preventivos; Subtítulo B. Embargos preventivos; Capítulo 55.Embargos preventivos hospitalarios y de servicios médicos de emergencia
  2. Estimaciones poblacionales para los condados de Texas, 2010–2016: ordenadas en orden descendente